Hoy os quiero hablar de una práctica imprescindible, la meditación. La práctica de la meditación, es algo sumamente importante para mantener un estado de equilibrio. Equilibrio entre nuestro cuerpo físico, nuestra mente, nuestras emociones y nuestra alma. Cuando encontramos esta armonía, podemos vivir nuestra vida de una manera plena.

La práctica de la meditación es la única técnica que abarca todos los aspectos de nuestro ser. Es una herramienta que nos aporta claridad, refinamiento, fortaleza y elevación.

Dentro de la práctica de la meditación  existen varias técnicas, que son practicadas por todo el mundo. Cada tradición o escuela de meditación tiene su propio estilo, según sus ideas y principios así  desarrollarán  la práctica. Podríamos  decir que todas ellas siguen un mismo patrón que se repite, o un mismo enfoque, que todas comparten.

Estos pasos se dividen a groso modo en tres:

  • Los primeros pasos en la práctica de la meditación van encaminados hacia la limpieza de nuestros pensamientos y hábitos. Es en estos estados donde nos damos cuenta de la gran cantidad de “basura” que llevamos encima. Ya bien sea por influencia externa o simplemente porque la hemos generado nosotros. Es el tiempo de aprender a soltar todo aquello que nos hace daño y es perjudicial.
  • Los siguientes pasos en la práctica de la  meditación, nos lleva a conocer y desarrollar nuestro potencial. El inmenso potencial que todos llevamos dentro.

¿Y como desarrollamos esto? Pues a través de:

Uso de técnicas de respiración,visualización, movimientos, posturas corporales, enfoques  mentales, cantos y sonidos. Etc. Todos ellos nos hacen tomar conciencia de las infinitas posibilidades que cada ser humano posee.

  • El objetivo final de cualquier tradición o escuela de meditación, es el buscar la transcendencia de la dualidad y el sufrimiento. Alcanzar un estado de unidad con toda la creación.  Vibrar en total armonía con el universo.

 

La práctica de la meditación requiere constancia y práctica diaria pero sobre todo compromiso con uno mismo. Para mi, la practica de la meditación diaria  es un encuentro conmigo y con la creación. Es un tiempo muy personal y delicado, donde cada vez te conoces más y experimenta la grandeza de tu ser.

Os animo a todos a que empecéis esta práctica, para mi no hay mejor inversión.

Espero que os haya gustado.

Ginebra Sat Karam

Show Buttons
Hide Buttons